Microscopio, jardinería sustentable

Al mirar por un microscopio un mundo nuevo aparece ante nuestros ojos: formas que se expanden, texturas y colores inesperados, todo un universo contenido en la mínima sustancia. Algo similar sucede al ingresar al jardín que Alejandro Nemi diseñó en un patio seco de Victoria, Buenos Aires, donde alrededor de 200 variedades de suculentas se multiplican en los objetos más impensados.

Cápsulas de café, juguetes rotos, rastis, libros viejos, cubos de pallets, artículos electrónicos, vajilla, latitas de gaseosa… y la lista sigue. Una colección increíble de objetos que cobran una nueva vida y se convierten en piezas únicas, cubriendo cada centímetro de espacio disponible. En Microscopio no hay límite para la imaginación y todo es posible de ser transformado en maceta. “Siempre me gustó reciclar, siempre me gustó juntar cosas que me parece que me hablan de alguna forma, que me llaman la atención. Es algo que aprendí de mi papá, recuperar objetos en desuso”, cuenta Alejandro, quien encontró en este proyecto la posibilidad de combinar su práctica del reciclaje con su amor por las plantas, hasta convertirlo en su medio de vida.

 

Cápsulas de café transformadas en mini-macetas

 

Las suculentas brotan de los objetos más increíbles, como un diskette!

 

Aquí parte de la colección de juguetes!

 

 

Cuesta creer que hace unos años atrás en este patio sólo había cemento, y su dueño tenía una ocupación bastante distinta. En efecto, Ale estudió Diseño de Imagen y Sonido y trabajaba en televisión, hasta que un pico de stress lo hizo replantear su carrera.  Durante un tiempo se dedicó a la edición audiovisual y la carpintería hasta que finalmente, en julio de 2014, inició el emprendimiento que hoy reúne sus pasiones: el diseño, la jardinería y el reciclaje.

“Yo todo esto ya lo hacía para mí -continúa- hasta que un día un amigo me invitó a participar en la Feria de Consumo Responsable. Estuve varios meses con la idea, pensando, anotando, investigando, hasta que me largué. Fui a la feria con lo que tenía y ahí ese primer día, cuando tuve el contacto con la gente, me di cuenta que quería hacer esto. La respuesta de la gente es lo que me lleva para adelante.”

 

 

 

Lo que siguió fue un aprendizaje continuo, siempre guiado por el deseo de experimentar e innovar, de ofrecer algo diferente. Y para ello las suculentas fueron sus grandes aliadas. “Nunca dejan de sorprenderme”, dice Alejandro, mientras explica cómo logran adecuarse a los distintos ambientes, a espacios ultra pequeños, a la falta o exceso de luz. Esta capacidad de adaptación es lo que le fascinó en primer lugar, cuando una amiga le regaló un gajito allá por el 2010, y fue la primera planta que logró sobrevivir en un patio donde nada prosperaba. “Siempre me gustó la jardinería, me gusta mucho la naturaleza, pero en casa no conseguía hacer crecer nada. Cuando me dan las suculentas y veo que me salen, que son tan fuertes y resisten, entonces ahí hay algo que también me llamó la atención y empecé a experimentar”

Colección de juguetes y bandejas de reproducción de suculentas. Una de sus características es que se multiplican fácilmente.

 

 

Desde entonces el proyecto creció enormemente. Hoy ofrece terrarios, jardines verticales, letras, formas y hasta accesorios de moda vivos para fiestas o eventos. A la vez dicta talleres, en donde con mucha generosidad transmite todo su conocimiento sobre este universo botánico, enseñando a realizar diversos objetos. Actualmente también es consultado por ambientadores para llevar a cabo distintos proyectos. “Ahora no tengo ningún límite. Cuando me preguntan ¿se puede hacer…? Sí, se puede hacer todo. Para mí no existe que no se pueda”.

 

 

Los libros intervenidos, uno de mis objetos preferidos

 

 

 

 

Pueden seguir a Microscopio en Instagram @microscopio.com.ar y Facebook: @microscopio.verde

Pronto se vienen nuevos talleres donde enseñará TODO sobre suculentas: cómo tenerlas lindas, cómo multiplicarlas, cómo elegirlas, y al mismo tiempo una técnica original para poder hacer diferentes formas. Aquí les paso las fechas:

– 17/2: Rosca con forma de corazón

– 24/2: Mini kodekamas

– 3/3: Terrarios de madera

– 10/3: Tortugas

Info e inscripción: www.microscopio.com.ar/talleres 

Los cupos se llenan enseguida así que recomiendo anotarse con tiempo!

Gracias Ale por recibirme en tu casa con tanta buena onda y compartir tu trabajo con nosotros!

6 Replies to “Microscopio, jardinería sustentable”

  1. Muchas gracias Karina, un placer recibirte. Hermosas las Fotos y el texto, gracias por tu sensibilidad!

    1. De nuevo muchas gracias a vos Ale! Me alegra muchísimo que te haya gustado!

  2. ¡qué lindo!, me encanta que puedan recuperar un montón de objetos que irían a la basura, y poder llenar de vida tanto cemento es realmente un gran trabajo, se nota el amor y la dedicación ♥ Felicidades Alejandro!
    Karina el relato y las fotos, impecables ♥

    1. Muchísimas gracias por tus palabras Lola! De verdad es un gran trabajo y ojalá contagie un poquito y pensemos dos veces antes de tirar algo! Gracias por pasar por acá, un beso!

  3. Que linda Nota! Ale merece , hace cosas increíbles y es un gran trabajador además de creativo!!!
    Tus fotos increíbles!!
    Felicitaciones a los dos!!!!
    Feliz de haber estado con los dos el día que se gestó esta maravilla de luz y verdes!

    1. Hola Gaby!! Muchísimas gracias! Fue hermoso conocerlos a ambos en ese taller y todo lo que vino después! Me alegra mucho que te gusten las fotos! Un beso!

Deja un comentario